Translate

viernes, 4 de julio de 2014

Trabajar en las previas
 para disfrutar las vísperas y optimizar el rendimiento


“¡Thirty seconds to go!
El tiempo no se acelera, al contrario, parece que se detenga. 
Es como si el mundo corriera alrededor mientras está detenido para nosotros.
La gente grita al otro lado de las vallas, pero no oigo nada.
El silencio es total, absorbido por la tensión que desprende la espera del disparo de salida. 
Mi pulso cobra cada vez mayor rapidez y potencia. 
Soy capaz de oír cada uno de los latidos de mi corazón en cualquier parte del cuerpo:
en la cabeza, manos, piernas... Dentro de mí empieza la cuenta atrás. 
Veinte, diecinueve, dieciocho, dieciséis. 
Siento cómo las fuerzas huyen de mí y me siento inestable. 
Las piernas están rígidas pero temblorosas, no parecen capaces de sostener mi cuerpo. 
Estoy convencido de que si sigo así un segundo más me voy a caer al suelo. 
Diez, nueve, ocho, seis. 
No sé si el tiempo se detiene por completo o si todo se acelera a una velocidad incontrolable. 
Ahora ya no solo me tiemblan las piernas, ahora todo mi cuerpo parece pesado y torpe, incluso sería complicado mover los labios para gritar. 
Si nadie me sujeta me voy a caer al suelo. 
Tres, dos, uno... 
De repente, vuelve el ruido, 
estoy inmerso en este mundo que gira con velocidad, 
y me siento desorientado
 unas décimas de segundo antes de que mi cuerpo responda
 con fuerza tirándome hacia delante.
 Ahora es ligero como una pluma y es capaz de avanzar a gran velocidad sorteando con agilidad cuantos corredores se me cruzan por el camino hasta situarme a la cabecera de la carrera.” 
(del libro "Correr o Morir" de  Killian Jornet,)

Elegí este fragmento para ilustrar los estados emocionales previos a los eventos competitivos. Todos los que hacemos deporte hemos pasado alguna vez por esas sensación de querer que el enfrentamiento comience de una vez o de no poder tolerar un segundo más la ansiedad.  Si bien es esperable que ello acontezca, frecuentemente se le pueden presentar al deportista con una antelación inusitada (una semana antes) o con una intensidad desmedida, tanto para el polo de la apatía como de la manía, provocando problemas en el descanso, en la concentración, en la motivación, en la toma de decisiones, en la coordinación, etc.
Obviamente de no ser sorteados de manera eficaz, estos estados emocionales previos provocan una merma en el rendimiento.
Por todo ello es aconsejable que el entrenador esté atento a estos cambios y solicite, de ser necesario, la colaboración de un psicólogo especializado en deporte.
La labor psicológica incluye:
-que el atleta adquiera un repertorio de temas músicales, tanto de relajación como de motivación y las use según sea pertinente. El uso de la música de manera sistemática potencia la formación de un óptimo estado emocional de pre arranque.
-trabajar en el control de la respiración: ayudar a que el atleta tome conciencia de qué situaciones perturban su respiración y proveerle el conocimiento para que mantenga un ritmo respiratorio adecuado a los distintos requerimientos de la competencia. La respiración es una herramienta de usos múltiples: activa y energiza; regula las emociones; focaliza la atención; conserva la calma y el aplomo.
- uso de la relajación: aprender a reparar en las señales tensión y su localización en el cuerpo. El aflojamiento de las zonas tensas colabora en la reducción del estrés y previene las lesiones.
- hacer prácticas imaginadas o visualizaciones: es la oportunidad de recrear mentalmente lo que se quiere lograr integrando la mayor cantidad de sentidos de manera vívida. Al anticipar el escenario de la actuación se genera autoconfianza a la vez que se incrementa la sensación de control de las respuestas emocionales.

Es deseable que a lo largo de su carrera deportiva el atleta aprenda a reconocer sus emociones previas y progrese en el control de las mismas, tanto  para disfrutar de su actividad como para optimizar su rendimiento.




-Traducida al portugués por el Sr. Wladimir Togumi y publicada en Adventuremag
el 20/09/2014

-Publicada en Extreme Experience septiembre de 2014

-Compartida en Facebook por GEOtraining, Rosario Extrema, Triatlón San Pedro


-